Blog

Cómo Protegerse de los Súper Virus, Parte 1

Coronavirus, SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), Ebola, ¡Influenza! ¿Cuáles son las posibles estrategias preventivas, ignoradas por los informes de los medios sociales? En este blog de dos partes, examinamos estrategias naturales, validadas científicamente, para estimular el rendimiento de su Sistema Inmune.

Defensas del cuerpo contra los virus invasores

Las células asesinas naturales, conocidas también como los “Linfocitos de células T”, son células inmunes especializadas que destruyen virus invasores y células cancerosas. Estas secretan unos agentes químicos que perforan el recubrimiento proteico de virus. Las células asesinas naturales, interfieren con la replicación del virus. Aunque diferentes señales actúan, éstas dos células inmunes deben estar óptimamente funcionando para protegernos de los virus más fuertes.

Higiene:

El apropiado lavado de manos con agua limpia y jabón es la primera línea de defensa contra cualquier gran infección. A menudo, lave sus manos alrededor de 30 segundos. Preste atención a las áreas en medio de los dedos, alrededor de los pulgares y las muñecas. Use toallas de papel para cerrar la llave del lavatorio. El alcohol en gel ayuda contra el coronavirus, pero no es tan efectivo como el lavado adecuado de manos contra la gripe. En cuanto al COVID 19, el desinfectar las manos con alcohol el gel es muy efectivo. Cubra su boca y nariz con un pañuelo, cuando tose o estornuda.

Durante una epidemia viral, evite dar la mano y abrazar personas fuera de su círculo familiar. Es preferible saludar codo con codo. Esto protege contra la propagación desconocida de virus. Evite tocarse la cara, sino se ha lavado las manos. Intente mantener una distancia de 1 metro al interactuar con personas que están tosiendo o estornudando, para evitar gotas infectadas de virus.

Desinfecte las superficies que son usadas frecuentemente, con algún aerosol de yodo. “Lysol” puede ayudar también. No limpie en seco. Los desinfectantes pueden mantenerse en la superficie por algunos minutos. Inclusive puede utilizar el aerosol de yodo para en su cara y en sus manos. Desinfecte su celular, teclado y los llavines de las puertas dos veces al día.

¡Beber agua pura!

La deshidratación aumenta el riesgo de una infección respiratoria, intestinal y urinaria. También, al estar deshidratados, disminuyen una clase de anticuerpos en la mucosa. Así que, si usted quiere reducir su riesgo de la gripe y el corona virus, beber cantidades abundantes de agua pura.

¡Evite los supresores del Sistema Inmunologico!

El Azúcar es un inmunosupresor y fomenta la inflamación que alimenta las complicaciones crónicas de las infecciones virales. El Alcohol suprime la actividad de los linfocitos (NK= Natural Killer Cells) o células asesinas naturales.1 El consumo crónico de alcohol tiene un efecto negativo doble reduciendo el efecto antiviral del “Interferón 1” mientras aumenta la inflamación.2 El Interferón previene la replica de los virus. Fumar aumenta el riesgo de influenza y corona virus. No se exponga al humo de segunda mano. La cafeína, también, puede impactar negativamente los linfocitos.

Asegúrese que sus niveles de Vitamina D estén normales

Desafortunadamente, la insuficiencia de Vitamina D es común, La Vitamina D es crucial para activar nuestras defensas inmunológicas. Sin el suficiente consume de la vitamina, los linfocitos T (NK T) del Sistema inmunológico no pueden reaccionar hacia serias infecciones en el cuerpo ni combatirlas. En otras palabras, la vitamina D es necesaria para activar las células asesinas T. Permanecerán inactivas si hay una cantidad insuficiente de vitamina D en la sangre.3 Nuestro cuerpo produce un tipo de antibióticos naturales llamados péptidos antimicrobianos en los glóbulos blancos. La Vitamina D aumenta la actividad de estos componentes antimicrobianos.4,5. Los individuos de piel oscura y los ancianos son especialmente propensos a una deficiencia de Vitamina D. Así que, ¡a revisar y comprobar los niveles de Vitamina D!

¡Dieta contra los virus!

Un estudio encontró que una dieta vegetariana aumenta la actividad de las células NK (Linfocitos) en un factor de 2.34 en comparación con una dieta omnívora.6 Además, una dieta balanceada de alimentos de origen vegetal, combate la inflamación. ¡La carne y los carbohidratos refinados son pro inflamatorios! La inflamación no controlada juega un papel importante en las complicaciones crecientes de la gripe y del coronavirus.

Hay incluso más beneficios inmunológicos en una dieta predominantemente de alimentos de origen vegetal e integral. Una dieta alta en fibra reduce las respuestas inmunes dañinas y excesivas en los pulmones. Al mismo tiempo, una dieta alta en fibra aumenta la inmunidad antiviral al activar las células T asesinas.7 Además, la fibra soluble transforma la personalidad de las células inmunes; pasan de ser células pro inflamatorias a células antiinflamatorias y curativas que nos permiten recuperarnos más rápido de la infección.8 ¡Manzanas, avena y frijoles! Las verduras y los vegetales crucíferos son especialmente útiles para aumentar la inmunidad en el intestino y la piel. El consumo de ajo aumenta la actividad natural de las células asesinas y ayuda a inhibir la inflamación.9

Algunos estudios sugieren que reducir la ingesta de grasas al 22-25% de la dieta total, puede mejorar la protección de las células inmunes contra el virus.10,11 Una dieta baja en grasas (inferior al 15%) puede suprimir la función inmune.

¡Cuidado con trampas Nutricionales!

Las dietas vegetarianas no mejoran la inmunidad si son deficientes en Vitamina B12, Vitamina D y de las grasas Omega 3. Chía, linaza, nueces, orgánicos, no genéticamente modificados frijoles de soya, y los vegetales de hoja verde proporcionan Omega 3. La levadura nutricional y las leches vegetales fortificadas a menudo tienen vitamina D, pero los vegetarianos deben controlar sus niveles de vitamina B-12 y D anualmente y complementarlos según sea necesario. Ambas vitaminas son esenciales para el rendimiento del Sistema Inmunológico. Los substitutos de la carne generalmente son altos en sodio y grasa, pero muy bajos e fibra. Los jugos tienen mínimas cantidades de fibra. ¡Definitivamente no es una combinación ganadora para la medicina preventiva! Enfóquese en una variedad de alimentos coloridos a base de plantas para la prevención de cualquier agente infeccioso.

Evite las Deficiencias.

Aparte de la deficiencia de Vitamina B12 y Vitamina D, otras deficiencias nutricionales pueden hacer estragos en el Sistema Inmunológico. Aunque, es verdad que periodos cortos de ayuno promueven la actividad de los linfocitos, pero no comer suficiente proteína disminuye la producción de anticuerpos. Cantidades adecuadas de Vitamina C, D, A y B12 son esenciales para una eficiencia inmunológica optima, a medida que crecemos o envejecemos, los linfocitos se vuelven menos eficientes. Sabias restricciones calóricas, Vitamina E proveniente de las semillas y nueces y el ácido fólico, proveniente de los vegetales de hoja verde y naranjas, reduce el envejecimiento del Sistema Inmunológico.

¡Incluya los Oligoelementos!

Nutrientes y fitoquímicos trabajan de manera sinérgica para mejorar la inmunidad. Por lo tanto, recomendamos comer una dieta saludable, en vez de ingerir solamente suplementos vitamínicos y minerales como un seguro. El selenio y el zinc merecen atención especial para la salud inmunológica. El selenio también ayuda a los linfocitos (NK Células) a proliferar y aumentar su actividad para combatir virus. Las nueces del Brasil, semillas de anacardo o marañón, avena, arroz integral, lentejas y espinaca proveen buenas cantidades de oligoelementos. ¡Una nuez de Brasil tiene más selenio de lo que se requiere diariamente!

El Zinc es un oligoelemento que ejerce una actividad antioxidante y es esencial para todas las células inmunológicas. La deficiencia de Zinc reduce la eficiencia de linfocitos T. Así de importante como es tener suficiente zinc en su dieta, un exceso de zinc puede más bien inhibir la función del Sistema Inmunológico. ¿Cuánto necesito entonces? Cerca de 11 a 15 mg al día por adulto. Tomando más de 25 mg al día puede resultar en efectos adversos. La comida a base de plantas no es alta en zinc. Media taza de tofu provee 2 mg, una taza de atol de avena tiene 2.3 mg, una media taza de cualquier legumbre y un cuarto de taza de semillas contienen aproximadamente 1 mg de zinc. Los vegetarianos pueden tener riesgo de deficiencia de zinc si sus dietas no están cuidadosamente balanceadas incluyendo el zinc.

Acelere los asesinos virales

El ejercicio moderado aumenta la producción de anticuerpos. Mejora la función de los linfocitos T en los ancianos y disminuye el envejecimiento del sistema inmunológico. El ejercicio regular en los ancianos, mejora la actividad natural en reposo de los linfocitos. Los ejercicios aeróbicos aumentan el número y la eficiencia de las células asesinas naturales. Sin embargo, después de un ejercicio extenuante y exhaustivo, el número de células asesinas naturales disminuye y su actividad disminuye durante varios días.12

¡Baños de Contraste!

Si usted no tiene algún desorden neurológico o circulatorio, anemia severa o trastornos vasculares, los baños de contraste son una excelente manera de impulsar las células inmunes que están latentes, en un servicio activo. Se realiza alternando duchas frías y calientes, según se tolere, en un baño tibio: agua caliente por 1 minuto y medio y agua fría por 30 segundos; realice tres cambios o contrastes. Asegúrese que en el segundo y tercer cambio aumente progresivamente el calor. Finalice con agua fría. Las duchas calientes y frías aumentan el número de glóbulos blancos en la circulación. Realice este tratamiento dos veces al día, idealmente. ¡Pero una vez al día siempre es mejor que nada! Descanse al terminar el contraste para mejorar el efecto.

¡Duerma bien!

La falta parcial de sueño reduce el número de la actividad de las células asesinas naturales. Inclusive solo un poco de falta de sueño en las noches puede reducir la habilidad de los linfocitos hasta un 30%.13 ¡Solo una noche de una pequeña falta de sueño produce una respuesta inflamatoria que es perjudicial!14

Piense positivo.

Estudios científicos confirman estas observaciones. Ellos muestran que la depresión severa, por ejemplo, reduce la efectividad de los linfocitos NK. Una perspectiva negativa persistente erosiona tanto la capacidad de las células NK como de los linfocitos T asesinos para destruir virus y células cancerosas. Las emociones y el pensamiento reactivo comunes en la depresión (impotencia, soledad, desesperanza, falta de apoyo social y supresión poco saludable de estos sentimientos no solo deprimen la mente sino también el sistema inmunológico).15

El estrés reduce la capacidad de las células NK para producir interferón, un químico que disminuye sustancialmente la replicación viral. Sin embargo, las técnicas de resolución de problemas y las habilidades de afrontamiento mejoran la actividad de NK en personas estresadas. Si el individuo posee una alta estabilidad emocional y baja ansiedad, el estrés en realidad promueve la actividad de las células NK. Por otro lado, el mismo estrés puede resultar en una disminución significativa en las células NK si el individuo posee alta ansiedad y baja estabilidad emocional.16 La confianza, la apertura, el apoyo social, las habilidades de afrontamiento efectivas, la autodisciplina, la confianza, la fe y la voluntad de sobrevivir mejoran la eficiencia de las células NK.17

¡Conclusiones!

A pesar que debemos preocuparnos acerca de las potenciales pandemias virales emergentes, necesitamos tomar una postura proactiva en lugar de entrar en un frenesí de pánico. ¡Proactividad es el enfoque más saludable y preventivo!

© 2020, Wildwood Sanitarium. All rights reserved.

Disclaimer: The information in this article is educational and general in nature. Neither Wildwood Lifestyle Center, its entities, nor author intend this article as a substitute for medical diagnosis, counsel, or treatment by a qualified health professional.

Sources

  1. Lau, B. “Como el estilo de vida afecta el Sistema inmune”. The Journal of Health and Healing, 16(3):2-6.
  2. BioMed Central. “Un estudio halla que el alcohol deteriora la capacidad del cuerpo para combatir la infección viral” ScienceDaily. ScienceDaily, 2 October 2011. www.sciencedaily.com/releases/2011/09/110929235156.htm
  3. Barragan M. Regulación de la función de las células dendríticas por la vitamina D. Nutrients. 2015 Sep 21; 7(9):8127-51. 
  4. Universidad de Copenhagen. “Vitamin D crucial para activar el Sistema inmune.” ScienceDaily. ScienceDaily, 8 March 2010. www.sciencedaily.com/releases/2010/03/100307215534.htm
  5. Sociedad Americana para la Microbiología. «Más evidencia de que la vitamina D aumenta la respuesta inmune». ScienceDaily. ScienceDaily, 18 June 2011.
  6. Malter, M.G. Células asesinas naturales, vitaminas y otros componentes de hombres vegetarianos y omnívoros. Nutr Cancer, 12:271-278, 1989.
  7. Cell Press. “Una dieta alta en fibra protege a los ratones contra el virus de la gripe ScienceDaily. ScienceDaily, 15 May 2018. www.sciencedaily.com/releases/2018/05/180515113805.htm.
  8. Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. «¿Una manzana al día? El estudio muestra que la fibra soluble estimula el sistema inmunológico”. ScienceDaily. ScienceDaily, 17 March 2010. www.sciencedaily.com/releases/2010/03/100302171531.htm.
  9. Cell Press. “Comer vegetales verdes promueve las defensas.” ScienceDaily. ScienceDaily, 17 October 2011. www.sciencedaily.com/releases/2011/10/111013121509.htm.
  10. Kelley, D.S., Dieta grasosa y la respuesta del Sistema Inmune. Inform.7:852-58, 1996.
  11. Blankenship, J., Cuánta grasa necesitamos? Journal of Health and Healing, 20(1):8-18.
  12. Lau, B. Cómo el estilo de vida afecta el Sistema Inmune?. The Journal of Health and Healing, 16(3).
  13. Irwin, M. La privación parcial del sueño reduce la actividad de las células asesinas naturales en humanos, www.psychosomaticmedicine.org/cgi/reprint/56/6/493.pdf
  14. Elsevier. “Perdida del sueño, inclusive una sola noche, aumenta la inflamación del cuerpo.” ScienceDaily. ScienceDaily, 4 September 2008. www.sciencedaily.com/releases/2008/09/080902075211.htm
  15. Bergler, R. Estimulación psicógena del sistema inmune por nutrición. Zentrabl Hyg Unweltmed, 191(2-3):241-64, 1991.
  16. Borella, P. et al, Estabilidad emocional, ansiedad y actividad de la célula asesina natural bajo examen. Psychoneuroendocrinology, 24(6):13-27, 1979
  17. Bergler, R. Estimulación psicógena del sistema inmune por nutrición. Zentrabl Hyg Unweltmed, 191(2-3):241-64, 1991.

Contact Us

800-634-9355
info@wildwoodhealth.org

Visit Us

435 Lifestyle Ln
Wildwood, GA 30757

Follow Us

Copyright 2019 Wildwood

Pin It on Pinterest